Una Llamada a la Acción o Call to Action (CTAs por sus siglas en inglés), es una palabra, frase, imagen, botón que invita al usuario a completar una acción para obtener algo a cambio, puede ser un contenido de valor, un cupón, una oferta, visitar un landing page, etc.

Un CTA puede implicar acciones como suscribirse a un boletín, acceder a un webinar, descargar un material informativo o educativo, etc. a cambio de obtener datos de contacto de ese usuario y desencadenar acciones de generación y luego conversión de leads.

Ubicar los CTA no es cuestión sencilla, puede parecerlo, pero algo tan simple como una frase o botón debe estar estratégicamente colocado para lograr el efecto deseado.

Desde nuestra experiencia es importante ubicar Calls to Action en todas las páginas de tu sitio web. Sin parecer ansioso o abrumar al usuario, es clave guiarle a través del sitio y ofrecer acciones en función del punto donde se encuentre en su acercamiento a tu producto o servicio.

El homepage será siempre la página más visitada por lo que debería tener los CTAs más importantes de tu web, con el objetivo que generan tráfico a otras páginas, como las de productos/servicios, las cuales al ser visitadas te servirán para identificar usuarios que está interesado en conocer más sobre lo que vendes y por tanto están más avanzados en el proceso de venta. Estas páginas requieren entonces CTA más particulares, por ejemplo, el acceso a una prueba gratuita, a una consultoría 1:1, etc.

Los blogs son otro de los soportes que necesitan incluir CTAs. Tanto en la página principal del blog como en los artículos que generes, asegúrate siempre de incluir accesos para descargar contenidos, revisar nuevas ofertas, prestaciones, acceder a tu sitio web, contratar un servicio, seguirte en las redes sociales, etc.

Los emails marketing también comprenden a los CTAs como una parte esencial de su estructura. Estos llamados a la acción lógicamente estarán relacionados con la temática del email y su intención. Se recomienda incluir de dos a tres CTAs en cada email, el primero de ellos justo en el comienzo, en las primeras líneas de texto.

Otro espacio imprescindible donde ubicar CTAs son las redes sociales. La interacción en estas plataformas es esencial para generar alcance y fortalecer las relaciones con la comunidad. Pídeles algo. Un comentario, una calificación, una encuesta.

¡Los pies de firma de tu correo electrónico también valen! Por simple que parezca este espacio es muy utilizado para ubicar Calls to Action. Invita a tus destinatarios a visitar tu sitio, a seguirte en redes, a suscribirse a un boletín, a visitar tu última entrada de blog, etc.

Por último, es esencial destacar tus CTAs por encima del resto del texto de tu sitio, o tu artículo. El color, el tamaño y el texto mismo son algunos de los mecanismos para captar la atención de los visitantes y resaltarlo dentro del bloque de texto e imágenes.

Las llamadas a la acción son un recurso clave para generar leads y conducir al tráfico entrante en sitios web hacia la conversión. En otros soportes como emails y artículos de blog atraen la atención del lead para dar el siguiente paso en el proceso de conversión a cliente. Optimizar tu estrategia de marketing y maximizar tus conversiones pasa también por emplear con inteligencia esta herramienta.

Para disfrutar de todas las bondades de FluxForce regístrate aquí.