¿Por qué usas Landing pages y no logras un crecimiento de tus conversiones? 5 Consejos para que no te siga sucediendo.
admin   |   3 days ago   |   321
Image

Las páginas de aterrizaje son vitales para convertir a los usuarios en clientes finales. Generalmente se valen de información atractiva o valiosa para obtener datos del usuario que luego te ayudarán a desplegar campañas digitales más eficientes. Son un aliado inestimable para conducir al usuario por el embudo de compra.

¿Te ha pasado que inviertes en la creación de landing pages y tu tasa de conversión no crece? Es posible que estés cometiendo algunos errores en su personalización.

En FluxForce llevamos años de experiencia optimizando estos procesos, te dejamos aquí algunos consejos para que tus landing pages exploten tus conversiones. ¡Toma nota!

  • Se directo, redacta de forma clara, siguiendo el tono de tu marca, comunica con precisión y emotividad para generar expectación en el visitante, se fiel a tu identidad. Un truco: presenta la info en forma de listado.

  • Ofrece contenido de valor. Ya sea una oferta, una descarga, el acceso a nuevas opciones siempre da a cambio un contenido que sea provechoso para el usuario y que lo motive a completar el proceso que se ha desencadenado

  • En los formularios, usa siempre un número adecuado de campos. No incomodes al usuario pidiéndole una cantidad exagerada de datos. Así solo lo harás sentir abrumado e intimidado y posiblemente se marche sin completarlo. Si logras construir una relación perdurable, en el futuro podrás aplicar otras acciones para obtener más datos

  • Evita colocar menús y otros enlaces dentro del landing page. Ubica solo la información puntual y evitarás que el usuario se distraiga de tu objetivo y tome el camino equivocado. No le des muchas opciones

  • Añade iconos para compartir en redes sociales, con ello facilitas que el usuario comparta el contenido si le ha parecido interesante y llegue a más personas

FluxForce cuenta con muchísimas plantillas prediseñadas y optimizadas siguiendo estás buenas prácticas. Explóralas y descubre la que más se adapta a tus necesidades.